In Devocionales en el Espíritu

 

“Si tienes miedo de la gente, tú mismo te tiendes
una trampa.” 
(Proverbios 29:25a TLA)

Si constantemente te preocupas por lo que otras personas piensen, en algún momento vas a quedar atrapado en una trampa emocional. No tienes que complacer a todos. Es un mito pensar que para ser feliz, debes de ser aprobado por las personas que  conoces. No es cierto.

Incluso Dios no puede complacer a todos, y solo un iluso intentaría hacer algo que incluso Dios no puede hacer. Jesús dice que él solo se enfocó en agradar a Dios. (Juan 8:29)

Así que, ¿Cómo sobrellevas a las personas difíciles?, Algo que no puedes hacer es ceder. Solo porque eres cristiano no significa que debes de someterte y dejar que otros te manipulen. Romanos 12:2 diceNo se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente.  Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”

La verdad es, nadie puede presionarte sin tu permiso. Si te sientes presionado por alguien, estás permitiéndolo, estás permitiendo sentirte presionado por esa persona. Si te sientes controlado o manipulado, tu mismo eres el que permite ser controlado o manipulado.

¡No tienes que hacerlo! Está bien defenderse, es lo correcto. Está bien hablarlo. Muchos cristianos tienen miedo de hablar. Muchos piensan que es más espiritual guardar silencio y aguantar todo. Pero Dios no espera que te dejes pisotear – Él no te hace ser un cobarde.

Rick Warren es el pastor fundador de la Iglesia de Saddleback en Lake Forest, California. Y es el autor de Una Vida con Propósito, el libro más vendido según el New York Times. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com

Leave a Reply

%d bloggers like this: