In Luz, Noticias

¡Si hay vida, hay esperanza!

La vida del hombre,

sea rico o sea pobre,

es como una balanza…

 

Y el objetivo ideal

es lograr el equilibrio

que nos permita fluir

como lo hace el manantial

 

Refrescando y dando aliento

Regando todo a su paso

Dando paz a quien se acerque…

y dando pan al hambriento

 

No debemos derrumbarnos

si no triunfa nuestro lado

Mas bien debemos lograr

con más ímpetu esforzarnos

 

Porque siempre la constancia

junto a la dedicación,

vencerán a quien carece

de empeño y perseverancia

 

Sin importar los fracasos,

ni circunstancias penosas,

alumbraremos la ruta

hasta en oscuros ocasos

 

Porque mientras haya vida

habrá también esperanza

y por eso es que debemos

elevar nuestra alabanza

Leave a Reply

%d bloggers like this: