In Devocionales en el Espíritu

 

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no
fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos,
aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo.” 
(1 Corintios 15:10 NVI)

Dios quiere que tú seas tú.

No tienes que pretender que eres alguien más; no tienes que esconder quien eres realmente. Las personas más atractivas que conozco no son las más lindas, sino las que son leales a lo que son.

No hay pretensión en ellos.

Puedes relajarte sabiendo que ser tú mismo es exactamente lo que Dios quiere de ti. Traes gloria a Dios solo por ser tú mismo, porque  Él te creó para que simplemente seas la persona que eres.

Ahora, cree que eres lo que Dios dice que eres.

Nadie más tiene voto sobre quién eres. Eres libre de ser tú en lugar de imitar a alguien más. Eres libre de usar los dones únicos que Dios te ha dado y no tienes necesidad de comparar los tuyos con los de alguien más.

¡Nadie más está compitiendo por ser tú!

Eres la obra maestra de Dios, un trabajo de sus propias manos.

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos, aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo.” (1 Corintios 15:10 NVI)

 

Jon Walker es el editor general de los Devocionales deEsperanza Diaria del Pastor Rick Warren. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com


Leave a Reply

%d bloggers like this: