In Devocionales en el Espíritu

 

“Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario,

nos da poder para amar a los demás y nos fortalece para que
podamos vivir una buena vida cristiana.”
 2 Timoteo 1:7 (TLA)

El miedo es tan antiguo como la humanidad. Escondemos la verdad. No permitimos que las personas conozcan como realmente somos. ¿Por qué? Porque pensamos, ¿“Si le digo a alguien quien soy y no le agrado?

El miedo provoca 3 cosas terribles en las relaciones:

Nuestros miedos nos hacen estar a la defensiva. Tenemos miedo a mostrarnos como somos realmente. Cuando las personas señalan nuestras debilidades, tomamos represalias y nos defendemos.

Nuestros miedos nos mantienen alejados. No dejamos que las personas se acerquen a nosotros. Queremos esquivar y ocultar nuestras emociones. No queremos ser abiertos y honestos.

Nuestros miedos nos hacen ser más exigentes. Cuanto más inseguros somos, más tratamos de controlar o dominar las cosas. Tratamos de tener la última palabra en una relación. Esto siempre es un síntoma de miedo e inseguridad.

¿De dónde sacas el valor para dar el primer paso para resolver un conflicto? Viene del Espíritu de Dios en tu vida: “Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario, nos da poder para amar a los demás y nos fortalece para que podamos vivir una buena vida cristiana.” (2 Timoteo 1:7 TLA)

El punto de partida para poder relacionarnos bien con cualquier persona, es hacer una pausa y orar: “Dios, ayúdame a dar el primer paso para resolver este conflicto”.

Rick Warren es el pastor fundador de la Iglesia de Saddleback en Lake Forest, California. Y es el autor de Una Vida con Propósito, el libro más vendido según el New York Times. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com

Leave a Reply

%d bloggers like this: