In Devocionales en el Espíritu

 

“Dichosos los que trabajan por la paz, porque
serán llamados hijos de Dios.”
(Mateo 5:9 NVI)

Cuando estés en medio del conflicto, concéntrate en la reconciliación en lugar de la resolución; hay una gran diferencia: La reconciliación significa restablecer la relación, pero la resolución significa resolver cada problema por medio de un mutuo acuerdo en todo.

Eso simplemente no va a suceder. No importa si los dos aman al Señor y están profundamente enamorados el uno del otro, hay algunas cosas en las que nunca estarán de acuerdo, porque Dios ha creado a cada uno de nosotros de manera diferente.

Pero puedes estar en desacuerdo sin ser desagradable – eso se llama sabiduría. La Biblia dice en Santiago 3:17, “la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera.”. 

La Biblia dice qué es sabio hacer concesiones; puedes tener unidad sin uniformidad. Puedes caminar de la mano sin ver ojo a ojo. Puedes tener  reconciliación sin resolución en cada problema.

Cuando nos enfocamos en la relación, los problemas a menudo se vuelven insignificantes. Este es mi reto para ti: en un mundo lleno de conflictos, guerras,  prejuicios, violencia, partidismo, y de relaciones rotas, comprométete a convertirte en un agente de la reconciliación.

No es casualidad que la primera letra de P.E.A.C.E.  representa la meta de Dios para que seamos hacedores de paz. Siempre es más gratificante el resolver un conflicto que el disolver la relación.

Rick Warren es el pastor fundador de la Iglesia de Saddleback en Lake Forest, California. Y es el autor de Una Vida con Propósito, el libro más vendido según el New York Times. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com

Leave a Reply

%d bloggers like this: