In Noticias, Verdad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Unos suben y otros bajan,

unos corren y otros andan,

unos entran y otros salen,
unos haban y otros callan.

Unos ríen y otros lloran,
unos dan y otros reciben,
unos ponen y otros quitan,
unos brindan y otros toman.

Unos meten y otros sacan,
unos regalan y otros roban,
unos se levantan y otros caen,
unos fían y otros cobran.

Unos reparten y otros recogen,
unos pegan y otros despegan,
unos unen y otros dividen,
unos juntan y otros separan.

Unos recuerdan y otros olvidan,
unos aman y otros odian,
unos perdonan y otros guardan rencor,
unos celebran y otros lamentan.

Unos riegan y otros secan,
unos siembran y otros cosechan,
unos cocinan y otros comen,
unos trabajan y otros descansan.

Unos son blancos y otros son negros,
unos son altos y otros son bajos,
unos son rubios y otros morenos,
unos alegres y otros cabizbajos.

Mas con tantas diferencias
en la forma de vivir,
solo hay una cosa cierta,
y es que vamos a morir.

Y si a la muerte llegamos,
y nada encima llevamos,
¿para que queremos tanto,
si nada de eso lo usamos?.Lo que sí vale la pena
está en nuestro corazón,
los recuerdos, los momentos,
y toda la inspiración.

Lo que nosotros dejamos
a aquellos seres que amamos,
el amor que recibimos,
todo eso nos lo llevamos.

Lo aprendido, lo vivido,
las pruebas que hemos pasado.
Nuestro espíritu maduro
que la vida ha superado.

Y lo más bello de todo…
la certeza de saber
que le dimos a este mundo
lo mejor de nuestro ser.

Que tratamos de seguir
lo que habíamos aprendido
y que de nuestros errores
salimos fortalecidos.

Y que nuestra alma está lista
para volar libremente,
uniéndose a nuestro Padre,
que aguarda pacientemente.

(escrito en Santiago de Chile)

Leave a Reply

%d bloggers like this: