In Verdad

¿Será que quiero tener
una piel de cocodrilo
para poder evitar
que mi piel sienta algún filo?

¿Será mejor no sentir
ya ni golpes ni agresiones
para no tener más nunca
de nuevo otras decepciones?

Prefiero seguir sintiendo,
aunque muchas veces llore,
prefiero seguir viviendo
aunque a veces hasta implore.

Es preferible entender
que somos de carne y hueso…
que nuestra alma se estremece
sólo de sentir un beso.

Es preferible creer
que aún podemos encontrar
gente buena en el camino
que sólo quiera ayudar.

Prefiero saber que sangro,
prefiero sentir dolor,
prefiero saber que sufro,
prefiero sentir amor.

El que sangra también ama,
el que sufre también siente,
no olvida, más continúa
disfrutando del presente.

Escojo yo una piel suave,
delicada, limpia y tersa,
que sienta, vibre y transpire
y esté en este mundo inmersa.

Para que pueda sentir
de mis hijos sus caricias
tratando así de vivir
sin rencor y sin malicias.

Leave a Reply

%d bloggers like this: