In Música, Noticias

Mirando al horizonte y disfrutando de un bello atardecer

Mi alma se pregunta cómo fue Tú padecer

Se humedecen mis ojos al pensar

que Tú por mi tuviste que pagar

Un precio imposible de contar

Y Tú vida apagar.

 

Cuán grande es un amor que puede dar

Lo más puro, inocente y sin maldad

El más grande tesoro que haya existido jamás

Y todo sólo para rescatar

Esta alama mía que hoy asombrada está

Y que por dentro llora sin parar y las gracias te da

 

Porque Tú eres el Creador

Del universo en que yo estoy

Me siento honrada cuando pienso en el Padre

Que yo tengo

Me maravillo de Tú gracia y Tú poder

Tu omnipotencia y el sentido del deber

Más sobre todo te agradezco

El milagro de tu amor y de Tu Ser.

 

Mirando al horizonte y disfrutando

de un bello amanecer

disfruto Tu presencia y yo te alabo

me siento florecer

 

Te doy las gracias por mis bendiciones

Te ofrezco yo también nuevas canciones

Y empiezo el día dispuesta y decidida

A mi vida ofrecer

 

Para que puede yo brindar

También mi dicha y mi ilusión

A todo aquél que necesite

Mi voz, o de mi hombro

 

Señor, permíteme servir

Señor, permíteme también cantar,

Señor, permíteme ser una más de miles de millones

Que Tú luz logren reflejar.

 

 

Esta canción forma parte del volumen I del CD “Espíritu en Movimiento”. Escúchala aquí:

[audio:eem01-011-mirando-al-horizonte.mp3]

 

 

Leave a Reply

%d bloggers like this: