In Reflexiones

Un requisito esencial para que exista una buena relación es tener una buena comunicación.  Suena tan fácil mas es tan difícil…

Ejemplos cotidianos nos ayudan a entender por qué lo que debería ser sencillo a veces es tan complicado y da origen a innumerables problemas innecesarios que, en muchos casos, llegan a separar a las personas y hasta a convertirlas en enemigas.

Nos centraremos en el significado de los gestos en este artículo, poniendo dos ejemplos de la vida real.

Hace varias décadas estaba en Budapest cenando y hablando de temas profundos con un joven amigo.  Durante la larga conversación, hubo partes en las cuales no logré entender sus argumentos.  Mi húngaro era rudimentario y él utilizaba términos que hacían que, a veces, ni con el contexto lograra comprender.  Me preguntaba por qué, aunque yo le mostraba que no había entendido, él no se detenía en su explicación ni trataba de repetir lo que había dicho.  A la tercera ocasión en que esto ocurrió, él me pregunto que por qué yo arrugaba la nariz…En el momento, no entendí a qué se refería.  De pronto, todo se aclaró.  Yo estaba utilizando un gesto que en mi país cualquiera hubiera entendido (arrugar mi nariz) para decirle que no había entendido lo que me estaba diciendo.  Para él, ese gesto no tenía ningún sentido.  No significaba nada.  Su conclusión era que yo arrugaba mi nariz de vez en cuando.  Era una conclusión totalmente cierta, pero absolutamente carente del significado y de la intención de ese gesto.  Nos reímos bastante cuando le expliqué lo que en mi país queríamos decir cuando arrugábamos la nariz durante una conversación.  De ahí en adelante, se detuvo a explicarme cada vez que arrugué mi nariz por el resto de nuestra conversación mientras ambos sonreíamos.

Hoy, le estaba tomando una foto a mi hijo para enviársela a su hermano mayor.  Él hizo un gesto como de garra con su mano cerca de su cara.  Tomé la foto y la envié.  Luego le pregunté a mi hijo que por qué le había mandado la foto con ese gesto a su hermano…¿Pretendía imitar a un león???…¿A un tigre???…Mi hijo menor, con una expresión incrédula me dijo:  “¿Es en serio?”….Volví a preguntar evidenciando que mi curiosidad era genuina…Él me  contestó que la garra era un gesto representativo de Lady Gaga y que cualquier persona que tuviera algo de cultura sobre música pop sabría eso…Tal vez era verdad…Tal vez muchos sabrían lo que representaba esa garra pero, si yo no hubiera preguntado, habría permanecido  ignorante a la intención de mi hijo al hacer la garra para la foto y nunca habría entendido el significado de ese gesto aunque para  muchos fuera evidente.

Estos son dos ejemplos que evidencian la importancia de entender los gestos y su significado en cada cultura.

No estamos solos en el mundo y nuestra forma de actuar o de comunicarnos puede ser ofensiva para otros.  Seamos flexibles y estemos dispuestos a aceptar que no necesariamente lo que expresamos se entiende en la forma en la cual lo queremos expresar.  Estemos dispuestos a preguntar, a aclarar, a corregir y a aceptar, de ser necesario, para lograr tener relaciones fructíferas.

 

25 de junio de 2017

Maritza Mészáros

Leave a Reply

%d bloggers like this: