He Visto la Maldad (A)

Cada día ocurren hechos que nos permiten evidenciar que existe la maldad en el mundo…Está presente…Habita entre nosotros…Y debemos protegernos de ella…

La intención detrás de los hechos es lo verdaderamente importante para determinar si estamos en presencia de la maldad. Eso no significa que la negligencia exima de responsabilidad…Eso no significa que aunque no haya habido intención no se haya causado un daño por el cual debamos responder…

Aunque el resultado puede ser el mismo, la diferencia está en lo que siente la persona que actuó de una determinada manera o que omitió actuar, causando un perjuicio a otro. Si esa persona siente placer al hacerlo y se regocija en ello, estamos en presencia de la maldad.

He escuchado a varias víctimas comentar que mientras las estaban atacando, pudieron ver los ojos del diablo en los ojos de sus victimarios…Si los ojos son, como dicen, el espejo del alma, tiene todo el sentido del mundo pensar que, efectivamente, son los ojos del diablo los que se muestran cuando alguien actúa con intención para perjudicar a otro, disfrutando en el momento en que causa el daño.

¿Cómo se detiene la maldad?…Debe detenerse de manera inmediata al ser detectada, como a la culebra…Aplastando su cabeza…Debe enfrentarse con la verdad…Debe ponerse al descubierto, para que brille la luz en la oscuridad…

 

Caracas, 18 de marzo de 2015

8:30 a.m.

 

Autor

Abogada, Nacida en Caracas, Venezuela. Fundadora de Espíritu en Movimiento

1 Comentario

  1. en un parrafo de lo escrito antes de la maldad que habla de lo que uno ve en los ojos de la otra persona, a mi me paso que cuando hubo un problema en una gruta de oracion en honor a MARIA ROSA MISTICA la persona que se cree la dueña de la misma me hablo con unos ojos de odio que jamas lo olvidare,se persibe uno se da cuenta cuando hay odio o envidia de lo que uno realiza en la otra persona, es verdad.

Deje su comentario





%d bloggers like this: