El fruto del Espíritu: mansedumbre y templanza

 In Devocionales en el Espíritu

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” Gálatas 5:22,23

 

  1. MANSEDUMBRE Y TEMPLANZA


¿QUÉ ES MANSEDUMBRE?

Observaciones preliminares:

  1. En el tiempo de Jesús, ésta fue una virtud rechazada por los estoicos que valoraban sobre todo la dignidad y la defensa de la persona. Ellos destacaban su “orgullo”, o valor con serenidad.
  2. En nuestro mundo latino hablamos mucho de defender mi “nombre” o la lucha por la defensa contra daños morales. Ponemos mucho énfasis en que otros respeten nuestro nombre.
  3. Ser manso pues, en el mundo del tiempo de Jesús o en el nuestro,  es el rasgo del esclavo, del oprimido y del pobre, es decir, es de la persona que ha tenido que aprender a aceptar, callarse y someterse.

Veamos lo que no es:

  1. No es ser cobarde. La mansedumbre no se acobarda frente a la violencia del otro. No es falta de carácter.
  2. No es el acomodamiento del que busca proteger el status qou y la defensa de “sus bienes”

 

Vemos lo que es bíblicamente:

  1. La mansedumbre es una estrategia de no violencia, que se opone a las relaciones degeneradas. Mt 21:5, compare 2 Co 10:1-5; Gá 6:1. La mansedumbre no agrede al otro, sino que lo desarma.
  2. La mansedumbre es la capacidad de asumir, la agresividad del otro en sí, para amarle, es decir, liberarle en Cristo. El ejemplo mayor de esto es Jesús frente al Concilio, Pilato y Herodes. 1P 3:15-16.
  3. Es la agresividad del amor que absorbe la agresividad del otro y le hace humano. Mt 5:5

 

¿QUÉ ES TEMPLANZA?

Esta virtud fue muy cotizada en el mundo griego. El hombre templado es aquél que no está bajo el control de nadie, pero controla o gobierna todas las cosas. Esta autodisciplina le lleva a la libertad. El proceso de elevarse mediante la auto-disciplina o sea por el ayuno, ejercicios que torturan el cuerpo, etc. Por ejemplo, en Esparta existe el dibujo del lobo comiéndose las entrañas del corredor, mientras el corredor no se inmuta.

Veamos lo que no es:

La templanza no consiste en reprimir la identidad de uno. Tampoco es una virtud que se busca a solas como un fin en sí misma.

Veamos lo que es bíblicamente:

  1. Es la autodisciplina de nuestros apetitos y fantasías, no como fin en sí; sino como servicio a otros. Estudie con cuidado 1 Co 9:23-27. Pablo aquí, vers. 25, se abstiene de ciertos derechos como el matrimonio. (véase la primera parte del capítulo) para servir a los demás hermanos.
  2. Es la autodisciplina que pone todo bajo el Señorío de Cristo para vivir libremente (Fil 4:11-13; P.1:5-10), con el fin de ser “dueño de sí mismo” (Tito 1:8)

 

_____________________________________

Fuente: http://dones.indubiblia.org

Recommended Posts

Leave a Reply

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

%d bloggers like this: