In Devocionales en el Espíritu

 “Los necios dan rienda suelta a su enojo, pero los sabios calladamente lo controlan.”

(Proverbios 29:11 NTV)

Cuando estés enojado, no respondas impulsivamente. El retraso es una gran herramienta para el control de la ira. No estoy diciendo que lo retrases indefinidamente o incluso que lo retrases más allá de un día, la Biblia dice que no te duermas cuando estás enojado. Estoy hablando de retrasarlo durante cinco minutos.

Cuando empiezas a salirte de control al enojarte, toma un “tiempo fuera” por unos minutos. Date un tiempo para reflexionar y pensar en medio de la situación. Si no te detienes a pensar, lo más probable es que vayas hacer las cosas mal. Es necesario reflexionar antes de responder.

Cuando nos enojamos, tenemos que hacer un hábito de dar un paso atrás, esperar unos minutos, y luego mirar la situación desde el punto de vista de Dios. Nota cómo la Biblia dice que un hombre sabio deja que su enojo se enfríe (Proverbios 29:11). Por lo tanto, “enfriar” ¡es un término bíblico! Una traducción moderna podría ser: “El hombre sabio espera y se enfría.” Thomas Jefferson, el autor de la Declaración de Independencia, dijo: “Cuando estés enojado, cuenta hasta diez antes de hablar. Si estás muy enojado, cuenta hasta cien. “

Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso. http://purposedriven.com/blogs/dailyhopees/el-enojo-reflexionar-antes-de-responder/

Leave a Reply

%d bloggers like this: