In Luz, Noticias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay momentos en la vida
cuando todo se complica,
y no entendemos entonces
lo que nada significa.

Nos perdemos en el mundo,
rodeados de oscuridad.
Sentimos que no hay salida,
pues sólo hay calamidad.

Cuando la tormenta arrecia
y anuncia la tempestad,
nos volvemos egoístas,
se genera enemistad.

¡Sálvese quien pueda!
resuena en nuestros oídos,
y buscamos cualquier vía,
pues nos sentimos perdidos.

Mas en momentos de angustia,
la calma debe reinar,
porque el capitán no debe
nunca el barco abandonar.

Debe guiar el barco a puerto,
debe cumplir su visión,
debe lograr su objetivo,
debe cumplir su misión.

(Santiago de Chile)

Leave a Reply

%d bloggers like this: