In Luz

¿Será que son “coincidencias”,
los eventos que en la vida
nos sorprenden y nos dejan
con el alma agradecida?

¿Será que el mundo es pequeño,
y que por casualidad,
pasan cosas que nos llenan
de una gran felicidad?

¿O será más bien que Dios,
con su pincel en la mano,
desde el cielo dibujó
los placeres del humano?

Cada encuentro, cada instante,
y cada conversación,
cada pálpito que siente
dentro nuestro corazón?

A mí me queda muy claro
que ya existe un plan divino,
y que Dios desde el comienzo
ha trazado ya mi sino.

Pues Dios conoce el presente,
el pasado y el futuro,
Él ve el cuadro ya completo,
Él ve el mural en el muro.

Él sabe hacia dónde vamos,
Él sabe cuál es el plan,
Él sabe nuestro destino,
Él sabe que no hay afán.

Porque todo ha sido escrito,
desde antes de la creación,
y cada evento que pasa
tiene inicio y conclusión.

Él Génesis ya pasó.
Apocalipsis vendrá,
y el plan que forjó mi Padre,
por siempre perdurará.

Leave a Reply

%d bloggers like this: