In Devocionales en el Espíritu

 

El que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas
pasaron; se convirtieron en algo nuevo
.” (2 Corintios 5:17 DHH)

Ayer aprendimos que, en última instancia, tu identidad se basa por las decisiones que tomes. Aquí hay cinco decisiones ganadoras que te puedes tomar para ayudarte a determinar tu destino:

1. Puedo decidir estar más saludable. En lugar de lamentar el hecho de que no tienes un cuerpo olímpico, encuentra formas de aumentar tu energía, reducir el estrés, dormir más y tener más fortaleza. Salmo 119:73 dice: “Tú mismo me hiciste y me formaste;¡dame inteligencia para aprender tus mandamientos!” (DHH). Mejorar los factores controlables en tu vida te ayuda a reducir el impacto de los factores incontrolables.

2. Puedo decidir por profundizar las relaciones. El miedo al rechazo impide la conexión, y la única manera de librarse del miedo es hacer lo que más temes. Aprender habilidades de comunicación, remplazar las malas relaciones, alcanzar y arriesgar  conectarte con alguien. “Que el amor sea su meta más alta” (1 Corintios 14:1 NTV)

3. Puedo decidir confiar en Dios sin importar lo que pase.“Bendeciré al Señor en todo tiempo; su alabanza estará siempre en mi boca.”(Salmo 34:1 RV). Cunado llegas al punto de tu vida donde puedes decir: “Yo alabo al Señor pase lo que pase”, es una confianza en que no encontrarás en cualquier lugar, ni en Hollywood, ni en el Capitolio, o en Wall Street. ¡Esa es una confianza basada en una relación con Dios!

4. Puedo decidir lo que pienso. A lo largo del siglo 20, los científicos creían que el cerebro adulto no se podía cambiar. Cuando en el 2002 Premio Nobel finalmente demostró que se puede cambiar el cerebro, la ciencia finalmente alcanzó a la Biblia: “Dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar” (Romanos 12:2 NTV). Tú eres creado por tus recuerdos, y tus recuerdos son creados por tus hábitos mentales. Alimenta tu cerebro con la verdad – la Palabra de Dios.

5. Puedo decidir a Jesús como mi Salvador. No estoy hablando sólo que Jesús te salve de tus pecados. Me refiero a dejar que Jesús sea tu salvador todos los días. Dejar que Jesús te guarde, te de el poder para seguir adelante con las decisiones que tomes. “Si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” (2 Corintios 5:17 NVI).

Tienes la oportunidad de decidir cuanto quieres que Dios bendiga tu vida, Él está a la espera de que utilices tu carta del comodín. Nunca es demasiado tarde para cambiar.

Rick Warren es el pastor fundador de la Iglesia de Saddleback en Lake Forest, California. Y es el autor de Una Vida con Propósito, el libro más vendido según el New York Times. Este devocional © 2012 por Rick Warren. Usado con permiso www.RecursosdeSaddleback.com

Leave a Reply

%d bloggers like this: